11 abril 2018

Cirugía de ojo flojo.

Escrito por Mark Simborg para la Academia Americana de Oftalmología.

El ojo flojo y la cirugía de estrabismo son temas populares y con frecuencia se confunden. La ambliopía, también conocida como ojo flojo, es cuando un ojo tiene una visión disminuída porque no está trabajando en coordinación con el cerebro. Puede suceder en ambos ojos pero normalmente sucede solo en un ojo. El cerebro entonces favorece al ojo que ve mejor.

La ambliopía y el estrabismo suelen confundirse. Mucha gente piensa que el "ojo flojo" es el ojo desviado, que es estrabismo. "Ojo flojo" es ambliopía —mala visión en uno o ambos ojos. Esta mala visión puede llevar al ojo a desviarse (estrabismo). Si por alguna razón el ojo de un niño tiene una visión pobre, el cerebro no usará ese ojo y se volverá flojo por falta de uso. Esto es ambliopía —el ojo es flojo por falta de uso. Si un ojo está viendo a un lugar diferente que el otro, eso es estrabismo.

La ambliopía generalmente se desarrolla durante la niñez y es la principal causa de pérdida de visión en los niños. Las revisiones tempranas por un pediatra, médico familiar u oftalmólogo son importantes para detectar a niños con ambliopía lo antes posible.

El tratamiento de la ambliopía debería empezar lo antes posible porque a través del tiempo el ojo "flojo" podría volverse ciego de manera permanente; la percepción de la profundidad podría perderse; y si el otro ojo se enferma o daña, el ojo "flojo" no puede reponer la visión perdida.

El ojo flojo (ambliopía) no puede ser tratado con cirugía. Solo puede ser tratado cuando el paciente es niño. Mientras más pronto se detecte y se trate, es mejor. De hecho, después de los 6 años de edad el tratamiento es menos efectivo. El tratamiento más común para la ambiopía es el uso de lentes y parches oculares. La "cirugía para ojo flojo" no existe. Esta creencia resulta por la confusión entre estrabismo y ambliopía.

El estrabismo puede ser tratado con cirugía en los músculos extraoculares. Esta cirugía puede ser realizada en niños o en adultos. La cirugía de los músculos extraoculares puede mejorar no solo la apariencia sino también la función visual.

Se realizan aproximadamente 1.2 millones de cirugías de estrabismo cada año, lo que la vuelve la tercer cirugía ocular más común en Estados Unidos.

La cirugía de estrabismo tiene una alta tasa de éxito y las complicaciones serias son raras. Es una cirugía que generalmente no requiere la estancia en el hospital durante la noche. Los niños pueden volver a la escuela después de descansar varios días. La mayoría de los adultos pueden volver al trabajo en una semana. Los efectos secundarios más comunes en la cirugía de estrabismo son dolor, enrojecimiento y doble visión, pero generalmente son temporales.

Referencia

Foto de Burst








04 abril 2018

De la hojita del calendario

Si desaparecieran todos los insectos de la tierra, en 50 años toda la vida en la Tierra desaparecería. Si todos los seres humanos desaparecieran de la Tierra, en 50 años todas las formas de vida florecerían.

28 marzo 2018

Nuevos lineamientos para la revisión en preescolares presentadas en Optometría y Ciencias de la Visión.

De acuerdo a las recomendaciones publicadas en el ejemplar de enero de Optometry and Vision Science, revista oficial de la Academia Americana de Optometría, todos los niños deberían someterse a un exámen de la vista en edades entre 36 y 72 meses, de preferencia cada año, usando métodos de revisión basados en pruebas y con referencia y seguimiento efectivos.

En el Centro Nacional de Salud Visual para Niños se hacen recomendaciones para el monitoreo de la salud visual en niños de edad preescolar incluyendo guías específicas para las pruebas.

Los niños de edad preescolar necesitan una revisión para detectar a tiempo problemas de visión, particularmente errores de refracción (problemas de visión que requieren el uso de lentes), ambliopía (ojo flojo), y estrabismo (desviación ocular). El diagnóstico temprano y su envío al optometrista o al oftalmólogo son importantes para el desarrollo del niño y su rendimiento escolar. Las recomendaciones se hacen con la intención de normar el desarrollo de programas de monitoreo de la salud visual en las escuelas.

Se recomiendan revisiones de la salud visual o exámenes completos de la vista para todos los niños, de entre 36 y 72 meses de edad. Los exámenes anuales se definen como la "mejor práctica"; monitoreos al menos una vez después de los tres años de edad es un "mínimo estándar aceptado".

Algunos niños, incluyendo aquellos con anormalidades oculares o de visión, y otros grupos de alto riesgo, necesitan ser enviados de inmediato con un profesional de la vista.

Se consideran dos "mejores prácticas" de detección: tomar la agudeza visual con cartillas de letras y pruebas basadas en instrumentos como autorrefractómetros. "Desafortunadamente, a muchos niños ni siquiera se les practican las pruebas de detección apropiadas para identificar a aquellos que necesitan atención ocular inmediata, ni un examen completo de la vista hecho por un especialista antes de empezar la escuela," comenta Anthony Adams, editor en jefe de Optometry and Vision Science.

Referencia

Foto de Burst

21 marzo 2018

Mantén los ojos abiertos.

Escrito por Selina Powell para Optometry Today

Mediante una nueva investigación se ha descubierto la efectividad de un aparato neuroestimulador manual en el tratamiento del ojo seco.

Similar a la sensación de lagrimeo en la tarea de cortar cebolla, el aparato estimula la producción de lágrimas. Sin embargo, en lugar del componente químico que provoca las lágrimas cuando partimos cebolla, el aparato TrueTear usa estimulación nasal.

Al hacer la investigación en el Cincinnati Eye Institute se encontró que cuando 97 pacientes con ojo seco, de moderado a severo, usaron el aparato por 180 días su nivel de lagrimeo fué significativamente más alto. El TrueTear brinda un tratamiento alternativo libre de fármacos para quienes usan las gotas y ungüentos lubricantes de ojos.

La investigación sobre este aparato fué presentada en la reunión anual de la Academia Americana de Oftalmología celebrada en noviembre pasado en Nueva Orleans.

Referencia

Foto de Monicore