24 agosto 2016

Estudio en ratones sugiere que las células madre podrían proteger contra glaucoma

Una infusión de células madre podría ayudar a restablecer el drenaje apropiado en ojos con riesgo de desarrollar glaucoma. Ese es el resultado de un estudio dirigido por un equipo de Veterans Affairs y Universitdad de Iowa.

Investigadores encabezados por el Dr. Markus Kuehn ineyctaron células madre en los ojos de ratones con glaucoma. El influjo de células regeneraron la delgada red trabecular, que sirve como drenaje para evitar que el ojo se llene de líquido. Cuando el fluído se acumula en el ojo, el incremento de la presión podría llevar a desarrollar glaucoma. La enfermedad daña el nervio óptico y puede resultar en ceguera.

“Creemos que el reemplazo células dañadas de la red trabecular con células saludables puede llevar a la restauración funcional después de su transplante en ojos con glaucoma,” escribe Kuehn. Su grupo reportó los hallazgos en el Proceedings of the National Academy of Sciences.

Una ventaja potencial de este enfoque es que el tipo de células madre usadas podrían crearse a partir de células tomadas de la piel del mismo paciente. Esto disminuiría la probabilidad de rechazo.

El equipo de Kuehn obtuvo células madre que crecieran como células de la red trabecular cultivándolas en una solución que fue “condicionada” previamente por células de la red trabecular humana. Los investigadores se animaron al ver que la inyección de células madre llevó a la proliferación de nuevas células endógenas dentro de la red trabecular. En otras palabras, parece que las células madre no solo sobrevivieron por ellas mismas, sino que estimularon al organismo a hacer más de sus propias células dentro del ojo, multiplicando así el efecto terapéutico.

El equipo midió los efectos en los ratones nueve semanas después del transplante. Los ratones de laboratorio generalmente viven solo dos o tres años, y nueve semanas es más o menos igual a cinco o seis años para los humanos.

Unos 120 mil norteamericanos están ciegos a causa del glaucoma, de acuerdo a la Gluacoma Research Foundation, y a pesar de que la enfermedad no se cura, puede ser controlada de tal forma que impida la pérdida de visión. Entre los tratamientos que actualmente se usan están las gotas para los ojos y la cirugía tradicional.

Los investigadores confían en que sus resultados puedan servir de tratamiento para la forma más común de glaucoma, conocida como glaucoma primario de ángulo abierto. No están seguros todavía si su modelo con ratones es tan relevante para otras formas de la enfermedad.

Kuehn dirige el Glaucoma Cell Biology Laboratory en la Universidad de Iowa.

Referencia

Foto de Morast

17 agosto 2016

Un mejor tratamiento para pacientes con ojo seco

La FDA aprobó recientemente lifitegrast, unas nuevas gotas oculares para tratar las molestias del ojo seco en adultos.

Kelly Nichols, optometrista especializada en ojo seco y maestra de la escuela de optometría en la Universidad de Alabama en Birmingham UAB, dirigió estudios de investigación para una compañía farmacéutica a fín de explorar la eficacia de lifitergrast en el tratamiento de esta condición ocular que afecta a más de 16 millones de adultos en Estados Unidos.

“El ojo seco es una molestia común que se presenta ante los profesionales de la salud ocular, con millones de adultos de Estados Unidos experimentando síntomas de esta enfermedad crónica,” dijo Nichols. “Es crítico para los profesionales de la salud ocular tener un diálogo con los pacientes que reportan síntomas porque el ojo seco puede llevar progresivamente a una enfermedad de la superficie ocular.”

Nichols y un equipo de investigadores estudiaron 1181 pacientes, de los cuales, 1067 recibieron lifitegrast, en cuatro pruebas controladas con placebo, durante 12 semanas. Los signos y síntomas fueron evaluados a la semana dos, seis y doce.

En los cuatro estudios, la resequedad ocular se redujo significativamente, con dos de los estudios mostrando mejoras a la semana dos. Los resultados de la tinción corneal usados para detectar lesiones corneales, mostraron mejoría en tres de las cuatro pruebas.

Enfocando su investigación en todos los aspectos del ojo, Nichols ha discutido la mecánica de las tres capas de la lágrima y su importancia para la córnea:

  • La capa mucinosa que ayuda a la lágrima a adherirse al ojo;
  • la capa acuosa que protege y alimenta la córnea,
  • y la capa lipídica que lubrica y previene la evaporación, ayudando a la visión óptima.

“No estamos seguros de cuál de los más de 200 diferentes lípidos y más de 500 diferentes proteínas son más importantes para proteger y lubricar el ojo, y la ausencia o insuficiencia de cuál resulta en ojo seco,” dijo Nichols. “Todavía tenemos un largo camino qué recorrer, pero la prevención y detección temprana son las principales metas. Hay esperanza para los pacientes de ojo seco en el mundo.”

El diagnóstico del ojo seco es realizado por un profesional de la salud ocular mediante la evaluación de signos y síntomas, incluendo resequedad, incomodidad, cambios en la visión y daño a la superficie del ojo. En la Clínica de Alivio de Ojo Seco en la UAB se realizan pruebas especializadas para su detección.

Referencia

Foto de Morast

10 agosto 2016

Que los nadadores tengan un verano seguro

A medida que las albercas van abriendo sus puertas para el verano, los optometristas pueden ayudar a proteger los ojos de los nadadores alertándolos sobre cosas que aunque no puedan ver en el agua, deben tener en cuenta.

Esta semana es la semana nacional de nado seguro y saludable en Estados Unidos, promovida por los Centros de Prevención y Control de Enfermedades, y los optometristas pueden aprovechar la campaña y los recursos para informar al público acerca de la natación segura.

A diferencia de los tiburones, los nadadores no pueden ver los organismos microscópicos que pueden acumularse en una alberca y causar infecciones oculares.

“Nadar es bueno como ejercicio y diversión, pero los nadadores pueden disfrutar la experiencia aún más protegiendo sus ojos contra la enfermedad de las aguas recreativas y los rayos UV del sol si pasan muchas horas en la alberca,” dice Jeffrey Walline, de la Asociación Americana de Optometría.

Los efectos de la radiación ultravioleta se acumulan en el transcurso del tiempo y están relacionados a la aparición de cataratas y degeneración macular en adultos, dice el Dr. Walline. Además, solo unas pocas horas de intensa exposición a los rayos del sol, afuera de la alberca o en la playa puede provocar una fotoqueratitis, o quemaduras en los ojos. Sus síntomas incluyen ojos rojos, ojos arenosos, sensibilidad a la luz y lagrimeo excesivo.

“En los niños puede disminuir el riesgo de estos problemas comenzando con una protección que incluya goggles, lentes de sol y sombrero, especialmente durante el verano,” dice el Dr. Walline, quien recomienda los mismo para los adultos.

Para maximizar el uso seguro de lentes de contacto, el Dr. Walline recomienda a los nadadores seguir al menos uno de los siguientes consejos:

  • Evitar el uso de lentes de contacto en la alberca.
  • Usar goggles sobre los lentes de contacto de ser necesario.
  • Quitarse los lentes de contacto inmediatamente después de nadar y desinfectarlos toda la noche o desecharlos.

“Se sabe que los lentes de contacto contienen más microbios durante la natación, y la exposición al agua mientras se usan lentes de contacto incrementa el riesgo de infecciones oculares, de acuerdo a algunos estudios,” dice el Dr. Walline.

Unos buenos lentes de sol absorberán casi todos los rayos UV en los lentes, y unos excelentes lentes de sol se adaptarán adecuadamente al usuario, acomodándose cerca de la cara y los ojos, bloqueando la radiación que viene de los lados.

Un buen par de goggles de natación no tendrán filtraciones de agua de alberca y además podrán llevar graduación para permitir ver con claridad.

Referencia


Foto de JLHILLEARY

03 agosto 2016

De la hojita del calendario

Hay dos formas de ver la vida: una es creer que no existen los milagros, la otra es creer que todo es un milagro.

Albert Einstein.

Foto de Mmainco