14 febrero 2018

¿Cuándo el colesterol "bueno" se vuelve malo?

Escrito por Selina Powell para Optometry Today

Un estudio incorporando datos genéticos de más de 400,000 personas ha encontrado que aquellas con altos niveles de colesterol HDL (lipoproteínas de alta densidad), conocido como "colesterol bueno", tienen un elevado riesgo de degeneración macular relacionada con la edad (DMRE).

La investigación de la Universidad de Queensland, que es publicada en Nature Communications, analizó siete conocidos factores de salud y más de 30 enfermedades comunes.

El Profesor Jian Yang explicó que el método identificó 45 asociaciones potencialmente causales entre los factores de riesgo para la salud y las enfermedades. "Algunas de estas asociaciones ya habían sido confirmadas en estudios aleatorios controlados, que validan nuestros métodos," dijo el Profesor Yang.

"Otras asociaciones identificadas en este estudio brindan candidatos para priorizar en futuras pruebas, y conocimiento fundamental para entender la biología de las enfermedades. Por ejemplo, identificamos un efecto de riesgo altamente significativo de colesterol HDL en DMRE," subrayó.

Referencia

Foto de Zuzi99

07 febrero 2018

Exceso de información científica sobre la visión: ¿qué hay detrás?

Escrito de David P. Piñero para Journal of Optometry.
Departamento de Óptica, Farmacología y Anatomía, Universidad de Alicante, España.

Como en cualquier otra área científica, existe una sobrecarga de información en Optometría y Ciencias Visuales debido al creciente número de publicaciones y revistas en este tema.

Esta situación se ha definido con el término infobesidad o infoxicación, y actualmente está generando nuevos conflictos y problemas que deben resolverse para evitar la corrupción de la ciencia y la banalización de la información científica.

Se están recibiendo grandes cantidades de información todos los días sobre "nuevos avances" en ciencias de la visión a través de las redes sociales y el envío de correos que a veces no permite a los investigadores concentrarse en su trabajo y en desarrollar la creatividad. Del mismo modo, los investigadores reciben invitaciones todas las semanas para ser miembros del consejo editorial de nuevas revistas sin base científica (revistas depredadoras) o para enviar trabajos a este tipo de revistas oscuras.

Este énfasis en los investigadores y en la creación de más y más información solo está ocultando el interés de ganar dinero sin crear ciencia. Las empresas y las ciencias pueden cooperar y deben interactuar, pero con el objetivo de generar nuevos conocimientos que conduzcan a la creación de nuevas actividades profesionales, la generación de nuevos empleos y, en última instancia, a un mejor servicio a la sociedad. Sin embargo, la ciencia no puede ser un negocio en sí misma sin su rol social y relevancia, porque perdería su esencia y se trivializaría.

¿Cuál es el motivo de esta tendencia autodestructiva en la ciencia? Una de las razones de esto es la presión académica, que genera la necesidad de publicaciones continuas de investigadores para mantener su posición y reconocimiento en las universidades y las instituciones de investigación.

Todos los investigadores deben publicar mucho y, a veces, sin verificar dónde están publicando. Asimismo, la presión de algunas empresas para obtener publicaciones que respalden la utilidad de sus productos está afectando algunos contenidos científicos.

Otra razón para esta sobrecarga de información científica es la necesidad de algunas personas de satisfacer su ego, sin pensar en las consecuencias de publicar información científica pobre o falsa. Estos factores son utilizados por algunos oportunistas para crear herramientas aparentemente científicas que ayudan a los investigadores a obtener una carrera científica mágica, rápida e idílica.

Es cierto que se crea cada vez más información científica promovida por la presión académica, comercial y del ego, pero se está asociando cada vez menos credibilidad a la ciencia a medida que se descubren cada vez más casos de artículos fraudulentos revisados ​​por pares. De ​​hecho, esta situación ha llevado al aumento preocupante de la pseudociencia y uso de la verdad posterior.

Parece que todo el mundo puede hacer ciencia y no importa si se informan datos científicos falsos o que no son de confianza. Sin embargo, crear información científica también es una responsabilidad, y este tipo de información debe diferenciarse claramente de las opiniones que son gratuitas y pueden ser proporcionadas por cualquier persona en cualquier parte del mundo.

Deberían buscarse nuevas herrramientas para evitar estas prácticas, así como el desarrollo de otro modelo de evaluación del rendimiento académico, y el uso de filtros para que la información científica se utilice eficientemente.

Es hora de promover y apoyar información científica verdadera y útil, para evitar la interferencia de los oportunistas sin la intención de contribuir a la ciencia en beneficio de la humanidad. Es hora de reconvertir la sobrecarga de información en el filtrado excesivo de información y desarrollar nuevos modelos de evaluación y filtrado de la ciencia.

Referencia

Foto de ArtsyBee

31 enero 2018

El puntero láser puede ser un "juguete" peligroso: Un caso de maculopatía por puntero láser rojo

Autores: Ying WU, Ping-Bo Ouyang y Luosheng Tang.

Los punteros láser emiten una señal luminosa incluso a la luz del día. Son herramientas eficientes para señalar y son usados en muchas aplicaciones. Sin embargo, estos instrumentos son riesgosos. Desde el 2010 se han reportado muchos incidentes por el uso descuidado de punteros láser verdes de alto poder alrededor del mundo. Las leyes y regulaciones que especifican el uso de tales punteros láser han sido establecidas solo en unos pocos países.

Los aparatos láser de alto póder son actualmente producidos en varios países como China donde los consumidores tienen fácil acceso a estas herramientas.

El puntero láser de diodo de estado sólido (DPSS) se caracterizan por su alta estabilidad, alta eficiencia y bajo costo. Este tipo de puntero láser puede emitir luz infra-roja (IR) aparte de la luz visible. Esta luz IR invisible daña el ojo humano.

Enseguida se describe un caso de maculopatía inducido por un puntero láser en un niño chino de 12 años. El niño estaba jugando con un puntero láser rojo enfrente del espejo, durante el cual el rayo láser estuvo en sus ojos por varios segundos antes de que sus padres lo detuvieran. Los síntomas no fueron evidentes de inmediato, pero unos días después el niño se quejaba de visión borrosa y escotoma central en ambos ojos. La agudeza visual mejor corregida era de 20/200 en ambos ojos. El examen de fondo de ojo mostró una lesión gris en la región foveal. Los hallazgos clínicos fueron consistentes con daño severo bilateral por láser.

El angiograma con fluoresceína mostró hipofluorescencia en la mácula central en una fase temprana. La tomografía de coherencia óptica OCT reveló la disrupción del epitelio de la retina y edema en el área foveal. Fué tratado con una inyección periocular de corticosteroide en ambos ojos. Cuatro semanas después, la agudeza visual del paciente mejoró notablemente, la OCT mostró disrupción del epitelio retinal sin cicatrizar.

Un puntero láser se ve engañosamente seguro en manos de un expositor que apunta a un gráfico o pantalla. Sin embargo, la energía de la luz que los punteros láser pueden dirigir a los ojos puede ser más dañina que la que se obtiene al mirar directamente al sol.

El ojo, especialmente la retina, es una tejido vulnerable a la radiación del láser. Antes, los punteros láser comerciales tenían una salida de 5 mW. Este nivel de energía es considerado inofensivo. Sin embargo, se han reportado incidentes con aparatos láser de baja energía que causan daño en la retina.

Actualmente son comunes los punteros láser de alto poder con una salida de 1000 mW en todo el mundo. La exposición al láser puede dañar el ojo por medios térmico, mecánico o fotomecánico, y puede estar involucrado más de un mecanismo en una lesión particular.

El láser DPSS que aquí se analiza contiene un poderoso láser diodo infra-rojo que puede atravesar los goggles de seguridad diseñados para bloquear solo la longitud de onda visible del láser, por lo que representa un riesgo al usuario de esos punteros.

En nuestro caso, la salida del puntero fué de 100mW. El padre del muchacho compró el puntero para mostrarle las estrellas en la noche, y no estaba al tanto del posible daño del puntero al ojo.

Los aparatos láser están disponibles a bajos precios en tiendas físicas o en línea. Los aparatos de alto poder que pueden parecer idénticos a los de bajo poder pueden causar severas lesiones a la retina de manera inmediata. Una simple exposición a un láser de alto poder puede causar daño en la retina que reduzca permanentemente la visión central.

Los punteros láser son considerados por los niños como juguetes "cool", y los riesgos potenciales siempre son pasados por alto. Hemos notado que los niños son las víctimas más comunes. Por lo tanto sugerimos que no solo los niños y los adolescentes sino también los padres deberían educarse sobre el riesgo de usar los punteros láser.

Referencia

Foto de Kpr2

24 enero 2018

Nutrición en los Deportes: carotenoides y rendimiento visual

Escrito por Gary Heiting para All About Vision.

Los atletas están siempre buscando una manera de llevar su juego al siguiente nivel. Esto es cierto tanto para niños jugando en pequeñas ligas, atletas de preparatoria y adultos "guerreros de fin de semana", así como para atletas profesionales.

Mientras que la mayoría de los entrenadores y deportistas reconocen la importancia de la nutrición en el rendimiento deportivo, un factor clave que a veces es pasado por alto es el efecto de la nutrición en los ojos —y en las habilidades visuales que son importantes para el rendimiento deportivo.

Dado que nuestra visión dirige casi toda la actividad física en la mayoría de los deportes, la agudeza visual excelente y las habilidades de visión dinámica pueden ser grandes ventajas para los atletas de todas las edades y niveles de habilidad. Y recientes investigaciones sugieren que los mejores suplementos alimenticios para los deportes deberían incluir carotenoides.

Los carotenoides son pigmentos naturales que le dan el color a frutas y verduras. Han sido identificados alrededor de 600 carotenoides en la naturaleza; pero solo alrededor de 50 se encuentran en los alimentos, y solo 3 están presentes en el ojo.

Los carotenoides actúan como antioxidantes y protegen las células del peligro de los radicales libres que se producen en el cuerpo durante la actividad física, y que pueden afectar la recuperación de lesiones deportivas.

Además de los carotenoides, otras sustancias antioxidantes que son importantes para la nutrición deportiva incluyen vitamina A, vitamina C, vitamina E y bioflavonoides.

Como se mencionó antes, a pesar del gran número y variedad de carotenoides encontrados en la naturaleza, solo tres se encuentran en el ojo. Estos son: Luteína, Zeaxantina y meso-zeaxantina. Estos carotenoides están concentrados en la mácula, que es la parte más sensible de la retina en el fondo del ojo. La mácula es responsable de la agudeza visual y el color de la visión.

Juntas la Luteína, Zeaxantina y meso-zeaxantina componen el "pigmento macular" del ojo y son esenciales para la sensibilidad al contraste, la reducción del deslumbramiento y el tiempo de reacción visual —tareas esenciales en los deportes.

Referencia

Foto de Comfreak