14 noviembre 2012

Ojo seco y Conjuntivitis alérgica

Este es un artículo publicado por Ernie L. Bowling en la Revista de Optometría.

El ojo seco y la alergia ocular son padecimientos comunes y son responsables de un gran número de visitas al médico. Las investigaciones de los últimos 20 años han estimado que la prevalencia del ojo seco es entre 5% y 30% entre varios grupos de edad.

Por otro lado entre el 15% y el 20% de la población estadounidense tiene predisposición genética a desarrollar cierta hipersensibilidad a las sustancias ambientales como el polen, o el polvo.

La experiencia sugiere que tanto el ojo seco como la alergia ocular se presentan con frecuencia en las clínicas. Y para hacer el diagnóstico más complicado ambas condiciones tienen síntomas muy similares. Pero es importante distinguir entre las dos y prescribir la terapia apropiada.

Ojo Seco. El ardor ocular es el primer síntoma del ojo seco. Los signos y síntomas incluyen tinción corneal y conjuntival, un menisco lagrimal reducido, sensación de cuerpo extraño, queratitis y fotofobia.

El ojo seco se define como una enfermedad multifactorial de las lágrimas y la superficie ocular que resulta en síntomas de malestar ocular e inestabilidad de la película lagrimal con daño potencial a la superficie del ojo.

Una anormalidad crónica de las glándulas de meibomio puede resultar en alteración de la película lagrimal, irritación ocular y enfermedad de la superficie ocular.

Conjuntivitis alérgica. Los síntomas principales de la conjuntivitis alérgica incluyen comezón, lagrimeo, ardor, sensación de cuerpo extraño y sequedad ocular. La comezón es el sello distintivo. Si está ausente tal vez no sea alergia.

El tallarse los ojos con fuerza llevará al empeoramiento de los síntomas. El signo más importante de la conjuntivitis alérgica es el enrojecimiento de la conjuntiva y párpados, inflamación de los párpados y secreción clara y muy líquida.

La inflamación de la superficie ocular es muy importante en la sintomatología de la conjuntivitis alérgica.

La falta de una adecuada película lagrimal y la inflamación de la superficie ocular agravan la irritación causada por los alergenos y la histamina. La película lagrimal sirve como una barrera contra los alergenos. Si los ojos están secos más alergenos llegan a la conjuntiva.

¿Comezón o ardor? Antes de la revisión física, se puede preguntar al paciente si hay más comezón o más ardor. Quienes se quejan de comezón sin otros síntomas de irritación ocular, generalmente tienen alergia ocular primaria. Pero quienes incluyen la comezón entre otros síntomas de irritación ocular, con frecuencia tienen ojo seco.

Revisar la historia médica puede ayudar en el diagnóstico. Después se hace un examen del ojo para confirmar el diagnóstico. Se busca evidencia de involucramiento de párpdos, incluyendo blefaritis o ptosis. Los signos caracterísiticos de alergia son inyección de la conjuntiva bulbar e hipertrofia papilar de la conjuntiva palpebral, ojeras o secreción anormal.

En casos de moderados a severos, el ojo seco puede ser diagnosticado en base a síntomas subjetivos y los signos encontrados con la lámpara de hendidura.

El tiempo de ruptura de la película lagrimal, que es el tiempo entre el parpadeo y la aparición de manchas secas, se mide generalmente con fluoresceína para identificar a los pacientes con ojo seco evaporativo. Las características del menisco lagrimal han sido útiles para identificar a los pacientes con ojo seco por deficiencia acuosa.

La prueba de Schirmer es la que se usa con más frecuencia para evaluar el ojo seco. La tinción con fluoresceína se usa ampliamente para detectar defectos en la superficie de la córnea.

Tratamiento. Muchos individuos con múltiples desórdenes de la superficie ocular requieren politerapia para resolver sus problemas oculares. La inflamación es una clave en las enfermedades de la superficie ocular. Así que los desinflamatorios son cruciales en el éxito del tratamiento. En todas las formas de ojo seco, se recomienda el suplemento de lágrimas mediante gotas de lágrima artificial o ungüentos.

Cada paciente debe ser tratado de manera individual en base a sus quejas y los signos clínicos junto con las enfermedades sistémicas. La aplicación de medicamentos de larga duración con conservadores puede causar alergia o inflamación. Pero esto se puede evitar usando lágrimas artificiales sin conservadores.

Se recomienda usar las gotas todos los días mientras dura la temporada de alergias y no solo cuando los síntomas empeoran. Si el paciente está tomando antihistamínicos orales sus molestias por ojo seco pueden empeorar. Dejar de tomar el antihistamínico oral puede revertir los efectos negativos en la producción de la glándula lagrimal.

Aunque la limpieza de los párpados se recomienda para blefaritis, se deben evitar cuando los pacientes tienen alergia ya que el tallado de los ojos empeora los síntomas y puede provocar inflamación. En casa los pacientes pueden ponerse fomentos calientes dentro de una bolsa de plástico o toalla, evitando las compresas húmedas directamente sobre la piel ya que puede resecar la piel y terminar en inflamación.

Alergia, ojo seco y blefaritis pueden estar presentes en cualquier combinación en cualquier paciente. Si la inflamación no es tratada los ciclos recurrentes llevarán a enfermedad crónica, empeoramiento de los síntomas y daño de la superficie ocular. Reconocer y tratar los componentes de la disfunción de la superficie ocular y educar a las personas acerca de sus condiciones puede ayudar mucho para obtener el alivio.

Referencia

Foto de Marion